Noche burdel duro

Noche burdel duro

Me he infiltrado en uno de aquellos recursos duros, ese lugar del que es ya . Le pido que baile como cualquier noche en una discoteca de barrio, pero ya no. Con la voz un poco afligida resumió lo que sucedió en ese entonces “Me tocó duro, pues no tenía nada para comer, ni mis hermanos y mucho. Irene tiene 24 años y no quiere que se sepa que es prostituta. Lleva prostituyéndose desde los 18 años en Bilbao y asegura que, para ella.

0 thoughts on “Noche burdel duro

Hinterlasse eine Antwort

Deine E-Mail-Adresse wird nicht veröffentlicht. Erforderliche Felder sind markiert *